El ajuste de los costes portuarios, clave para el aumento de la competitividad en los puertos españoles

La jornada organizada hoy por Lex Forum Dénia pone de manifiesto la necesidad de aumentar la eficiencia del sector
En un país con más de 8.000 kilómetros de costa, nada duda de la importancia del sector marítimo y portuario, pero con todo, todavía queda mucho camino por recorrer en lo que respecta a la competitividad. Así se ha puesto de manifiesto hoy en la Jornada sobre “El Sector marítimo y Portuario: claves en la reactivación de la economía española”, organizada esta mañana por la Fundación Lex Fórum Dénia-Escuela Jurídica y que ha tenido lugar en la Estación Marítima de Dénia.

De hecho, según ha apuntado el secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda,Rafael Catalá Polo, aunque en el año 2013 ya se experimentaron repuntes de tráfico portuario muy importantes, y la tendencia parece seguir en 2014, “tenemos márgenes para mejorar la competitividad y ajustar los costes”.

En este sentido, Catalá recordó que a principios de este año se introdujo una rebaja del 5% en las tasas portuarias, por lo que pidió al sector privado, que es quien se encarga de los servicios técnicos y estibas en los puertos, un esfuerzo para la reducción de estos costes. El secretario de Estado, además, anunció que se van a desarrollar hasta 66 medidas diferentes para mejorar la logística, así como para luchar contra la contaminación marítima, entre otros.

El director de Lex Fórum Dénia, Enrique Sastre, y el director general de Transportes y Logística de la Comunidad Valenciana, Carlos Eleno, fueron los encargados de dar la bienvenida a todos los asistentes, llegados desde diversos puntos de la geografía española.
Sastre ofreció diferentes datos sobre el puerto de Dénia y realizó una reflexión sobre los posibles impactos que tendría en la economía local y comarcal la el tráfico de cruceros. El director de Transportes, por su parte, describió acciones que se están llevando a cabo para mejorar la eficiencia de los puertos del mediterráneo español a fin de atraer un mayor volumen de tráfico marítimo, ya que según dijo “tendríamos más oportunidades y generaríamos más empleo”.

A la inauguración siguió la primera de las mesas redondas: “El reto de la competitividad y su importancia para las exportaciones y la reactivación de la Economía Española”, moderada por el presidente de Puertos del Estado, José Llorca, quien justo antes de dar paso al debate, realizó un análisis de las tres grandes transformaciones que han sufrido los puertos en los últimos 20 años: legislativa, con cambios normativos muy importantes; económica, duplicando e incluso llegando a triplicar algunos de los principales marcadores; y físicos, ya que cada vez los barcos son más grandes y precisan de instalaciones adecuadas. Además, no dejó pasar la oportunidad de reclamar al sector privado “una reflexión seria sobre qué deben hacer para mejorar la competitividad”.

El primero en intervenir tras Llorca fue el jefe de la Asesoría Jurídica de Puertos del Estado, José Antonio Morillo. Los puertos españoles, aseguró, son de una gran eficiencia, a pesar de que en ellos se dan dos fenómenos: “la colaboración público/privada, que no tiene parangón en ningún otro lugar, y la enorme complejidad jurídico administrativa”. Morillo no se conformó con realizar una revisión de las actuales normativas, sino que apuntó también varias formas que podrían mejorar la eficiencia de los puertos, como sería, según señaló, la posibilidad de ampliar las concesiones a las empresas a 50 años vinculando esta ampliación a una mejora sustancial de la competitividad de los servicios.

“Muchos son los puertos y pocos los elegidos”, así definió el presidente de MSC España, Francisco Lorente, el auténtico problema de la competitividad de los puertos. En su opinión los “elegidos” son aquellos que cumplen con los siguientes parámetros: infraestructuras adecuadas; volúmenes operativos; servicios a los buques con costes “adelgazados”; servicios tecnológicos punteros que faciliten el tránsito; paz social; fácil acceso a las comunicaciones viarias y localización geográfica estratégica.

El presidente de ANAVE (Asociación de Navieros Españoles), Adolfo Utor, inició su intervención aplaudiendo la baja de tasas realizada por Fomento, y aseguró que los resultados de esta medida están siendo buenos. No obstante, sí quiso reivindicar una mejora en el tratamiento que se da a los “tráficos cautivos”, ya que “los usuarios pedimos buenos servicios a precios competitivos, y realmente el sistema al que se acojan para gestionarlos nos resulta irrelevante”. Utor, quien es además presidente de la naviera Baleària, realizó un repaso de la importancia del tráfico de pasajeros en el puerto de Dénia y pidió a los representantes de la administración presentes en la sala que pusieran los medios para que se pudiera dar una real interconectivdad entre la estación marítima de la ciudad, el aeropuerto del Altet de Alicante y la estación del AVE Joaquín Sorolla de Valencia, a fin de poder “crear un billete único”.

Finalmente, Rafael Aznar Garrigues, presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia, reclamó que se eliminaran los “cuellos de botella” que produce la complejidad administrativa española en los puertos, a fin de “atraer a los volúmenes que se van a ir por falta de eficiencia”, ya que es “estratégico saber responder y fidelizar a las navieras que ya tenemos”.

Los comentarios están cerrados.